L´Eléphant Célébes

Max Ernst incorporaba el absurdo en sus obras atribuyendo características humanas a las máquinas, como se puede apreciar en L'eléphant célèbes (1921, Tate Gallery, Londres). En 1920 montó junto al artista alemán Baargeld una controvertida exposición dadaísta en la cervecería Winter de Colonia, a la que al público se le hacía entrar a través de una serie de urinarios. A pesar de que ofrecían gratis sus obras, no consiguieron que los asistentes se interesaran por ninguna de ellas.